¡Bienvenid@!

Gran Bretaña, 1945 El Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería de nueva cuenta abre sus puertas para todas aquellas mentes emocionadas y expectantes de las maravillas de un nuevo año escolar. Amigos que no se han visto desde hace tiempo, queridos profesores de caras sonrientes y exigencias de un nuevo curso escolar, todo pareciera estar perfectamente calculado, todo esta planeado y se pronostica, que aquel año escolar será uno de los más anhelados y aceptados por los estudiantes. Pero no todo es lo que parece y ciertamente el plan de cierto grupo de estudiantes no es precisamente pasar sus últimos años en el colegio de manera pacífica, ellos quieren causar un cambio, quieren una revolución, quieren iniciar la diferencia en su mundo y no precisamente de la manera correcta ni por los motivos idóneos. Tom Riddle extrañamente comienza a mostrar maneras mucho más encantadoras que las del extraño chico que se conoció de primer a quinto curso, se le nota más seguro, constante y decido, sus palabras suaves como el susurro de una serpiente han comenzado a cautivar a la casa de Slytherin, prometiendo poderes y riquezas inimaginables sencillamente por participar como bulto en su movimiento revolucionario, la prudencia nunca se ha dado con las serpientes y cuando el poder se menciona y la pureza de una casta sale a relucir, casi nadie está dispuesto a negarse.





¡Conectate!

Ingresa con tu nick, Nombre y Apellido, se admiten iniciales.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Demigods of Olympus (afiliación élite denegada)
Mar Jul 16, 2013 2:13 am por Invitado

» Protego RPG - ÉLITE, CAMBIO DE BOTÓN
Jue Jun 20, 2013 4:59 pm por Invitado

» The Last Chapter {Afiliacion Elite}
Mar Mayo 28, 2013 9:57 pm por Invitado

» ¡Vuelve Morsmorde!
Sáb Mayo 25, 2013 9:37 pm por Lyanna Archer

» Lyanna Archer (completa)
Sáb Mayo 25, 2013 9:25 pm por Lyanna Archer

» Is time for Oxford- Foro NUEVO.. Se necesitan Cannos- Normal
Sáb Mayo 25, 2013 12:37 am por Invitado

» Petición cierre de temas
Lun Mayo 06, 2013 3:22 am por Morsmorde

» Listado de hechizos Estudiantes
Dom Mayo 05, 2013 4:53 am por Morsmorde

» Listado de hechizos magos Adultos
Dom Mayo 05, 2013 4:50 am por Morsmorde


La ropa sucia se lava en casa {Alphard y Cygnus Black}

Ir abajo

La ropa sucia se lava en casa {Alphard y Cygnus Black}

Mensaje por Walburga Black el Vie Abr 19, 2013 9:49 pm

Cerré los ojos con fuerza cuando una chica me mueve para que despierte ¿Qué manía tenía todo el mundo con que durmiera poco y no pudiese levantarme tarde un día? Un bufido salió de mis labios en respuesta y una maldición hacia la niña que retrocedió unos pasos, conociendo mi mal humor. Me acurruqué a mi almohada dispuesta a seguir durmiendo pero ella habló -tu hermano dice que es urgente- mi ce{o se frunció con molestia y volteé a verla otra vez con cara de "¿Y qué quiere?" que ella comprendió enseguida encogiéndose de hombros, sin que yo hubiera dicho una palabra -es Alphard- rodeé la vista y le hice una seña echándola de mi cuarto y levantándome enseguida. Hice mi aseo diario rápidamente, intentando no demorar y vistiéndome con un vestido gris y negro, dejando el cabello largo y liso y aun húmedo.

Busqué a mi hermano que estaba en la sala común con cara de enfado, por mi demora seguramente, y me explica lo que quiere hacer. Una pequeña broma para Cygnus. La sonrisa afloró enseguida en mi rostro por la idea y obviamente terminé apoyándolo, como con cada tontería que a él se le ocurría. No es que odiaramos a Cygnus ni nada, eramos hermanos y en general actuábamos como tal; habían familias en nuestra propia casa que se trataban con formalidad innecesaria –como hacía muchas veces el mismo Cygnus- pero en nuestro caso, rompíamos algo el esquema. El mayor era el mas serio de los tres, era el primogénito y en cierta forma entendía el peso que había sobre sus hombros pero no por ello lo apoyaba. Generalmente intentaba no molestarlo mucho, pero Alphard era el que me incitaba a hacerlo y como la chica y menor siempre cedia. Era algo propio de nosotros, algo que hacíamos aquí en Hogwarts porque en casa no se podía jugar con tal libertad.

Me pidió un par de cosas y yo fui por ellas a mi cuarto, regresando a la habitación para cogerlas. Maquillaje, tacones, una muñeca de esas de adorno. El resto ya lo tenia él. No entendia bien la broma pero podía imaginarla asi que solo decidí seguirle, como ayudante por supuesto, él era el cerebro de todo esto. Llegué hasta él y lo seguí hasta el cuarto de Cygnus, donde este aun dormia plácidamente. Según me explicó ayer le dio una de esas pociones para dormir que papá le daba a mamá cuando quería aplicar algún castigo y que ella no saltara a la defensa de alguno de nosotros. El resto de camas estaba ocupada por compañeros que ni siquiera imaginaban lo que estábamos haciendo ahí pero que tampoco se preocupaban mucho, después de todo era normal vernos por las mañanas de esta forma. Me arrodillé a un lado de la cama de Cygnus, a la altura de su almohada luego de que Alphard abriera los doseles de su cama. Abrí el labial y lo pasé por sus labios, dejando que la barra se deslizara con facilidad por estos, era un color rojo bastante fuerte que se notaba de lejos y que no me pertenecia a mi, sino a una compañera mayor. Un poco de rubor en sus mejillas lo hacia ver como un verdadero travesti que era justamente lo que buscaba. Me levanté y anduve hasta el final de la cama, levanté la manta para que se le vieran los pies y con un pequeño encantamiento ensanché los tacones y se los coloqué.

Sonreí divertida ante la escena y observé a mi hermano que no se estuvo quieto, algo le ponía en la cara, en una de las mejillas. Alcé ambas cejas sin estar segura de que era y no fue necesario estar muy cerca para notar que decía: “Yo ❤ Gry” obviamente en referencia a la casa de los leones. No pude reprimir una carcajada que intenté cubrir con mis manos. Ahora cuando crei que habíamos acabado Alphard aclaró que no. Con nuestras varitas lo hicimos levitar hasta la sala común en donde lo dejamos. Justo en el centro de ese cuarto, con la muñeca durmiendo a su lado.



_________________

love is just the game
No te preocupes, puedo ser lo suficientemente perra por las dos
avatar
Walburga Black
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 82
Galeones : 41950
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 21
Localización : Sala común de Slytherin

Ver perfil de usuario http://morsmorde.foroactivo.mx/t103-walburga-black#333

Volver arriba Ir abajo

Re: La ropa sucia se lava en casa {Alphard y Cygnus Black}

Mensaje por Alphard Black el Sáb Abr 20, 2013 11:42 am

Alphard había despertado demasiado temprano aquel día, había salido a correr un rato por los terrenos del colegio y mientras lo hacía su mente maquinaba alguna broma que pudiera hacerle a Cygnus, con Walburga como cómplice. Su hermano era algo amargado a ojos de Alphard, pero suponía que se comportaba de aquella manera por el simple hecho de ser el primogénito y, por lo tanto, sobre sus hombros caían una mayor responsabilidad en comparación con los otros dos. El sol ya asomaba a lo lejos, empezaba a sentir calor sobre su piel pero no había prisa pues conocía a sus hermanos y bueno, eran unos holgazanes cuando se trataba de despertar por lo que se tomaría otros minutos antes de regresar a la sala común para empezar con la broma. Sonrió al imaginar la cara de Cygnus y también las palabrotas que le diría pero no le importaba pues uno de los pasatiempos del mediano de los Black era precisamente hacer rabiar al mayor, y aunque al final Alphard terminara golpeado o con algo peor, siempre valía la pena sentir ese dolor en la barriga por tanto reír.

Regresó caminando hacia el castillo, había varios alumnos ya por allí, otros venían de pisos superiores para dirigirse al gran comedor a tomar el desayuno, si su hermano no se desquitaba bajaría sin problemas a comer algunas tostadas, tocino y quizás algo de gelatina de limón. Se fue hacia las escaleras que daban a las mazmorras, dijo la contraseña al cuadro que custodiaba la entrada a la sala de Slytherin y entró, viendo solamente a un par de chicos de primero viendo a través de las ventanas que mostraban el interior del lago negro. El sol se filtraba ya y un resplandor azulado se empezaba a dibujar en la sala, aún era muy temprano por lo que dejaría a su hermana dormir otro rato más. Alphard tenía una capa de sudor en la frente y levantando su brazo derecho acercó su rostro a la axila decidió que lo mejor sería darse un baño por lo que fue a su dormitorio, tomando sus ropa se duchó con calma, disfrutando del agua caliente en su espalda y de las ansias de llevar a cabo su disparatado plan.

Salió de asearse, se vistió y se marchó rápidamente a la sala común. Estando allí escuchó que alguien se acercaba de los dormitorios de las chicas y al ver que no era su hermana sonrió y se acercó a ella. –¿Quisieras ganarte algún favor mío?– preguntó con una sonrisa pícara y esperó la respuesta afirmativa de aquella que no conocía –Bien, lo único que debes hacer es regresar es ir al dormitorio de mi hermana, despertarla y decir que la busco– dijo caminando con ella unos pasos –Dile que es urgente– y fue todo pues aquella niña ya estaba en camino a despertar a Walburga, y en lo que su hermana se dignaba a bajar, Alphard se sentó en una mesa a esperar, guiñándole un ojo a la chica que había mandado cuando pasó frente a él. No tuvo que esperar mucho tiempo, de hecho pensó que le daría tiempo de subir a desayunar pero Walburga ya salía, hicieron contacto visual y el chico fue hasta ella ignorando esa mirada molesta, le contó lo que tenía en mente y una ves todo listo se fueron al dormitorio de Cygnus.

Entraron y su hermana se fue directamente al rostro de del mayor, empezó a maquilla y desde su posición Alphard pudo ver ese rojo tan vulgar en los labios de su hermano, se mordía la lengua para no reír y arruinar la broma. Walburga le puso los zapatos y mediano se fue al rostro de Cygnus, sacó de su bolsillo un marcador negro muggle que había comprado en su última visita a Londres y con pulso firme empezó a escribir sobre la mejilla de su hermano sin ningún tipo de delicadeza, pues la poción que había vertido sobre su jugo en la cena de anoche había hecho un magnífico efecto. Los dos terminaron y Alphard hizo levitar el cuerpo de Cygnus hasta la sala común, lo colocó sobre el sillón frente a la chimenea y una vez allí miró su reloj de bolsillo, faltaba nada para que despertara. –El efecto de la poción no tardará en irse y tendrá que despertarse al disiparse el efecto– le dijo a Walburga que por su rostro, parecía emocionada.

_________________
avatar
Alphard Black
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 14
Galeones : 41508
Fecha de inscripción : 09/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ropa sucia se lava en casa {Alphard y Cygnus Black}

Mensaje por Cygnus Black el Sáb Abr 20, 2013 8:39 pm

Me moría de hambre. Por estudiar hasta más tarde me había quedado sin cenar. Todos habían bajado al gran comedor mientras yo como todo un buen Black tenía la responsabilidad de ser un ejemplo a seguir de mis hermanos. Y no solo bastaba con el hecho de tener la clase, aristocracia y porte que ya teníamos en la sangre por ser Black, no. También debía mostrarles que no solo debíamos mantener la fortuna que ya teníamos, si no hacerla aun mayor ¿Y cómo se lograba esto? Fácil; estudiando. Preparándote mentalmente, poniendo a tu cerebro a trabajar. No simplemente holgazaneando todo el día; jugueteando con los chicos o haciéndose la simpática con ellos como hacia mi hermana. Ellos por alguna extraña razón no comprendían el peso que tenía el gran y honorable apellido Black. Éramos linaje puro, éramos simplemente lo mejor en el mundo mágico. Y ellos con sus actitudes infantiles, con sus emociones a mil por hora había veces que me sacaban de quicio. Debíamos ser de piedra, nadie debía ver nuestras debilidades. Porque a los ojos del mundo mágico éramos un ejemplo a seguir. Éramos lo que todos por más que aspirasen nunca jamás llegarían a ser.

Había comenzado a poner mis libros en orden; cada pluma en su lugar, cuidando que ni una sola gota de tinta quedara en ellas para no tener un batidero de tinta después. Después de asegurarme por segunda vez que nada estaba fuera de su lugar me levante de mi lugar, deje la silla en su sitio y me dirigí hacia la sala común. Me asombro de sobremanera el encontrarme con mi hermano, con una bandeja llena de comida para mí. Era un gesto que jamás me esperaría de él. Y no pude evitar inflar mi pecho de orgullo al pensar que tal vez estaba logrando cambiarlo un poco. La bandeja tenia de todo, jugo de calabaza; el cual moría de ganas por tomar, sopa y un poco de fruta. Después de darle las gracias a mi hermano con una amplia sonrisa; la cual era totalmente extraña en mí, comencé a comer. Tenía tanta hambre que estaba a punto de olvidar mis modales y comer como todo un Weasley, pero si ya había logrado que mi hermano cambiase un poco no lo arruinaría comiendo como dañado mental. No tenía idea de en qué momento mi hermano se había ido, pero no me importo. Me alegro que fuera una persona responsable de dormir temprano para no desvelarse.

Pronto imite a mi hermano y me fui a la cama. Al parecer me había caído de peso la cena porque no podía mantener mis ojos abiertos. Casi al instante de poner mi cabeza sobre la almohada me deje llevar por los brazos de Morfeo. Tenía tanto tiempo que no disfrutaba tanto una noche de sueño. Era como si me hubiera tomado una pasión para poder dormir con tranquilidad. Era tan reconfortante que no quería despertar, quería quedarme dormido mucho tiempo más. Pero comencé a escuchar pequeños ruidos, que como siempre hacían que me despertara más pronto de lo que siempre deseaba. Fruncí levemente el ceño al escuchar pequeñas risas; esos malditos niños de primero aun no comprendían que mi sueño era sagrado y no debían despertarme. Comencé a sentir extraños mis pies y me senté sobre mi cama mientras suspiraba con los ojos cerrados. De mala gana comencé a abrirlos poco a poco y me encontré con la cara de mis hermanos, y tenían unas ganas incontenibles de reír. Algo habían hecho y que yo no supiera me estresaba de sobremanera.

Mire con un poco mas de atención mi alrededor y me di cuenta de que me encontraba en la sala común. ¿En qué momento había llegado aquí? Baje mi mirada a mis pies y horrorizado me di cuenta de que tenia zapatos de mujer. Rápidamente intente quitármelos pero por el broche que nunca en mi vida había utilizado no lograba sacarlos. – No sé quien hizo esto. – Dije hablando entre dientes mientras tenía una guerra con los zapatos– Pero más les vale que huyan porque los matare, se los juro que los matare.
avatar
Cygnus Black
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 14
Galeones : 41386
Fecha de inscripción : 14/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ropa sucia se lava en casa {Alphard y Cygnus Black}

Mensaje por Walburga Black el Sáb Abr 20, 2013 11:10 pm

Mordí mis labios, conteniéndome la risa. Yo no era buena para bromas, usualmente cuando algo hacia terminaba siendo serio, grave y sin gracia; pero Alphard era el que tenía su payaso y bromista interno, que papá ni con mil crucios había arrebatar. Cygnus por su parte continuaba dormido, tal como decía mi hermano. No podía negar que me sentía extasiada por la broma, mi corazón se agitaba por la adrenalina de ya verme corriendo para escapar de mi hermano. Nuestros compañeros comenzaron a bajar, en especial los más pequeños que eran los que siempre despertaban antes. Poco a poco la sala común se fue llenando, pues no solo quedaban los que veían por primera vez, sino que volvían a sus cuartos por sus compañeros. Le pedí a uno de los chicos de primero que me consiguiera un espejo para que Cygnus pudiera apreciarse cuando despertara.

Me afirmé del hombro de Alphard mientras mirábamos a Cygnus dormir ahogando las carcajadas con los labios apretados en mi caso. El resto a nuestro alrededor ya reía provocando que los parpados de mi hermano se abrieran despacio, a una lentitud que me parecía imposible de llevar. Debía ser por el miedo que en realidad comencé a sentir, mezclado con los nervios y la obvia diversión reflejada en mi rostro. Mordí mis mejillas internas frunciendo los labios para no caer en lo que todos estaban. Por supuesto, mi hermano no era tonto y solo bastaron unos segundos para darse cuenta de lo que estaba pasando, aunque los detalles que de verdad le molestarían no los veía aun. Crucé mis brazos enderezándome, gesto que hacia cada vez que Cygnus me veía ya que este no perdía oportunidad para reprenderme por mis acciones.

El niño volvió justo cuando mi humillado hermano amenazaba al aire por la broma. “Mierda” pensé, sabiendo por aquel tono que estaba usando que su enfado era superior al que creía. Iba a decirle al chico que no le entregara el espejo pero antes de que pudiera decir o hacer algo, el espejo fue a parar a las manos de Cygnus. -Cygnus, no...-. susurré, estirando la mano para quitarle el espejo rápidamente. No fue difícil hacerlo puesto que como venía recién despertando sus reflejos no eran los mejores. Miré con aflicción a Alphard pero verlo solo provocó que una carcajada escapara de mi boca. Retrocedí un par de pasos riendo, como para que él no pudiera evitar lo hiciera. Y es que aguantarse desde hace tanto me había hecho explotar -Lo…lo…Lo siento, Cygnus- dije ahogándome con mi propia risa para hablar, sintiendo como mis ojos se humedecían producto de la risa y como mi estómago me dolía por el mismo ejercicio. Aun así, a pesar de la gracia de la broma conocía lo suficiente a ambos como para saber las reacciones que tomarían y por muy chica o mujer que yo fuera, era su hermana, lo que significaba tarjeta verde para que pudiesen vengarse contra mí, golpeándome, darme un manotazo u otro y por eso es que debía defenderme, así fuera traicionando al cerebro de esta operación. Señale, con una mano a Alphard para culparlo de esto, echándome aire con la otra para poder hablar y salir de ese ataque de risa que me había dado. Cygnus era listo, él debía suponer que el artífice de esto no podía ser yo, después de todo, era quien más respeto le tenía.


_________________

love is just the game
No te preocupes, puedo ser lo suficientemente perra por las dos
avatar
Walburga Black
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 82
Galeones : 41950
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 21
Localización : Sala común de Slytherin

Ver perfil de usuario http://morsmorde.foroactivo.mx/t103-walburga-black#333

Volver arriba Ir abajo

Re: La ropa sucia se lava en casa {Alphard y Cygnus Black}

Mensaje por Alphard Black el Lun Abr 22, 2013 1:32 am

No se había dado cuenta pero en minutos la sala común tenía a varios alumnos reunidos al rededor del sillón donde Cygnus aún dormía, las risas por parte de ellos no eran amortiguadas con una mano, sino que salían sonoras y el mayor de los Black estaba por despertar justo cuando Walburga mandó a un pequeño a que trajera un espejo de mano y así la víctima de la broma pudiera verse al rostro. Alphard no pudo seguir conteniendo la risa, dejándose llevar por el momento... Lo primero que le hizo gracia fue que Cygnus estaba desubicado, su rostro decía que no tenía la más mínima idea de donde se encontraba y los ojos maquillados a su rostro recién despierto no ayudaban a mantener la calma. Alphard reía cínicamente, ya no se mordía la lengua y mucho menos se tapaba la boca para reducir el sonido de la risa, no trataba de disimular nada como lo estaba haciendo su hermana. El momento cumbre de la risa para Alphard fue cuando Cygnus se dio cuenta que llevaba zapatos altos en sus pies, el mediano de los tres Black no pudo seguir en pie por la risa, la barriga le dolía de tanto reír y sus ojos soltaban lágrimas, se tuvo que arrodillar y llevar ambas manos para sujetarse el estómago.

Arrodillado notó como Walburga lo señalaba, echando de cabeza a Alphard como el autor intelectual de la broma. Aquello no fue una sorpresa para él pues no era la primera vez que su hermana lo delataba para salvarse de un regaño o alguna venganza similar por parte de Cygnus. El mediano de los tres no estaba inmutado, no paraba de reír y notó como el mayor trataba de quitarse con desesperación aquellos zapatos que no eran propios, las amenazas de Cygnus hacia ellos habían logrado que los demás de Slytherin que estaban presenciando la broma se fueran alejando poco a poco, pues cualquiera sabía que nadie se metía con los Black, en especial con aquellos estirados... –Dame eso– le dijo a su hermana, tomando el espejo y arrojándolo sobre las piernas de su hermano. Tragó grueso y escuchó a Walburga disculparse, ahora el rostro de Alphard estaba totalmente serio, sus ojos miraban a los del otro varón Black. No tenía miedo ni nada parecido, estaba esperando con ansias a que se viera al espejo y notara el maquillaje en su rostro y lo mejor, que viera que aquel mensaje en su mejilla era la letra de Alphard.

No sabía aún como se desquitaría con él, pues hasta la fecha si no recordaba mal, esta había ido la peor de las bromas y la más humillante ya que otros también lo había presenciado. Alphard pensó en algunas cosas, y la primera de ellas fue que Cygnus le mandara a su padre una carta redactando de manera exagerada quizás, lo que le había hecho. Por supuesto que ir de acusón con padre hacía que Alphard se ganara un regaño, un castigo y por supuesto, una buena sesión de la maldición cruciatus en el estudio del Señor Black hasta que suplicara que parara. Aquello también atraía miradas de lástima por parte de su madre, pues ella no era ignorante a las maneras en que castigaba a sus hijos y por un sólo instante Alphard sentía un poco de arrepentimiento pues no le gustaba que su madre lo mirara de aquella forma, no le gustaba ver la tristeza en sus ojos. –Siempre supe que habrías estado mejor si hubieses sido mujer– comentó serio aún –Creo que deberías pensar en la posibilidad de tener algo así como una doble personalidad– dijo, estando consciente de que eso sólo enojaba más y más a Cygnus. –Estoy seguro que Weasley estaría interesado en tenerte en sus brazos– se encogió de hombros.

_________________
avatar
Alphard Black
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 14
Galeones : 41508
Fecha de inscripción : 09/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La ropa sucia se lava en casa {Alphard y Cygnus Black}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.