¡Bienvenid@!

Gran Bretaña, 1945 El Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería de nueva cuenta abre sus puertas para todas aquellas mentes emocionadas y expectantes de las maravillas de un nuevo año escolar. Amigos que no se han visto desde hace tiempo, queridos profesores de caras sonrientes y exigencias de un nuevo curso escolar, todo pareciera estar perfectamente calculado, todo esta planeado y se pronostica, que aquel año escolar será uno de los más anhelados y aceptados por los estudiantes. Pero no todo es lo que parece y ciertamente el plan de cierto grupo de estudiantes no es precisamente pasar sus últimos años en el colegio de manera pacífica, ellos quieren causar un cambio, quieren una revolución, quieren iniciar la diferencia en su mundo y no precisamente de la manera correcta ni por los motivos idóneos. Tom Riddle extrañamente comienza a mostrar maneras mucho más encantadoras que las del extraño chico que se conoció de primer a quinto curso, se le nota más seguro, constante y decido, sus palabras suaves como el susurro de una serpiente han comenzado a cautivar a la casa de Slytherin, prometiendo poderes y riquezas inimaginables sencillamente por participar como bulto en su movimiento revolucionario, la prudencia nunca se ha dado con las serpientes y cuando el poder se menciona y la pureza de una casta sale a relucir, casi nadie está dispuesto a negarse.





¡Conectate!

Ingresa con tu nick, Nombre y Apellido, se admiten iniciales.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Demigods of Olympus (afiliación élite denegada)
Mar Jul 16, 2013 2:13 am por Invitado

» Protego RPG - ÉLITE, CAMBIO DE BOTÓN
Jue Jun 20, 2013 4:59 pm por Invitado

» The Last Chapter {Afiliacion Elite}
Mar Mayo 28, 2013 9:57 pm por Invitado

» ¡Vuelve Morsmorde!
Sáb Mayo 25, 2013 9:37 pm por Lyanna Archer

» Lyanna Archer (completa)
Sáb Mayo 25, 2013 9:25 pm por Lyanna Archer

» Is time for Oxford- Foro NUEVO.. Se necesitan Cannos- Normal
Sáb Mayo 25, 2013 12:37 am por Invitado

» Petición cierre de temas
Lun Mayo 06, 2013 3:22 am por Morsmorde

» Listado de hechizos Estudiantes
Dom Mayo 05, 2013 4:53 am por Morsmorde

» Listado de hechizos magos Adultos
Dom Mayo 05, 2013 4:50 am por Morsmorde


Can you listen through walls? || Cygnus Black.

Ir abajo

Can you listen through walls? || Cygnus Black.

Mensaje por Druella K. Rosier el Vie Abr 19, 2013 7:28 am







Siempre que estaba aburrida o inquieta sólo una actividad venía a mi mente, junto con la vista de un espacio específico, dichas cosas eran mis favoritas y, a menos de que estuviese con Dorea, aquí era donde podía estar en plena paz y tranquilidad. Sobre todo porque, en este Colegio a la mayor parte del alumnado no le interesaba en lo más absoluto pasar por aquí. El lugar se trataban nada más y nada menos que del Aula de Música, donde se encontraba un piano de cola bastante hermoso, que fue creado ni más ni menos que por la propia Rowena Ravenclaw. Los pianos fueron inventados por magos naturalmente y, aunque ahora esté siendo utilizado por los muggles, ¿quién más podría crear un sonido tan melodioso sin usar magia? Desde pequeña mis padres me inculcaron el gusto por la música y el arte, aunque mi inclinación siempre fue por el piano, pues desde la primera vez que lo escuché, quedé completamente embelesada por él. Su sonido es tan armonioso, tan lleno de energía pero a la vez tan calmo, producía que mi temperamento se mantuviese en un estado constante y por esa razón se había convertido en mi santuario. Todos sabían ya con antelación, que una vez que iba hacia allá no habría ser que me sacase hasta que llegase la hora de queda, por ello ni siquiera se molestaban en ir a llamarme, pues mi perfecto reloj biológico sabía indicarme cuando el momento de marchar había llegado.

Entré a la sala con parsimonia, colocándome a un lado del piano, pasando mis dedos por el reborde disfrutando de su textura. Siempre era la misma rutina: admirarlo, rodearlo, afinarlo y tocarlo. Cada ocasión era lo mismo para iniciar, y esta no iba a ser por menos diferente. Tras asegurarme de que todas las teclas estaban en su sonido adecuado y exacto procedí a sentarme en el banquillo, tomé aire y coloqué mis manos sobre las teclas. Primero eran al azar, después tocaba el inicio de alguna melodía o una de corta duración y, al final, empezaba por interpretar las que mejor sabía, aquellas que de solo escuchar el clamor de las teclas provocaban que mi piel se erizara por la emoción. Me concentré y comencé. La primera siempre tenía que ser una tenue, tranquila, la cual generalmente me ayudaba a tranquilizarme. Primero iniciando con una mano y después añadiendo la segunda para el acompañamiento; me ensimismaba tanto disfrutando el sonido que producían mis dedos al rozar las teclas que jamás me daba cuenta cuando algún curioso se acercaba a escuchar, a veces era profesores, otros alumnos que al momento de reconocerme inmediatamente regresaban por donde habían venido y, unos más atrevidos que intentaban comenzar algún tipo de plática conmigo, todos me parecían molestos por irrumpir en mi momento pero debía admitir que adoraba que me hiciesen cumplidos sobre mi habilidad. Seguí tocando distraídamente, soltando algunos suspiros y tocando un poco más lento de a ratos, era embriagante sumirme en las melodías. Realmente amaba estar sentada en este sitio.


_________________

DruellaKallistéRosier
“It is better to be hated for what you are than to be loved for what you are not.”

♣️
avatar
Druella K. Rosier
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 34
Galeones : 41332
Fecha de inscripción : 28/03/2013
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you listen through walls? || Cygnus Black.

Mensaje por Cygnus Black el Dom Abr 21, 2013 1:39 am

Estaba más que alterado. No encontraba a Druella por ningún lado y debía hablar con ella urgentemente. Por sus hermanos se había enterado que sus padres vendrían de visita y era algo obvio que de igual manera la verían a ella. Pronto seria la boda, y ella por parte de mi mamá ya era considerada parte de la familia. Mi madre tenía esa ilusión de ya verme en ese traje de gala majestuoso que hacía unos pocos meses había comprado. Por mi parte, aun no comprendía por qué tanta emoción, amaba mi independencia y el simple hecho de pensar que ni siquiera pudiera dormir tranquilamente a mis anchas, me ponía de mal humor. Después de la boda tendría que pensar en mi y en ella, si quería un traje debería consultarlo con ella antes para ir a juego. Si quería ir a comprar algo debía ir acompañado de ella, para que el mundo supiera que nuestro matrimonio estaba en perfecto estado. Aun no tenía idea de cómo sería mi vida después de eso, pero quería que pasara pronto para poder dejar de atormentarme con el futuro. Quería estar ya casado con ella para no pensar más en la boda, no pensar más en la escuela y no pensar más en ella.

Una enana de primero me había dicho que la había visto caminar hacia el quinto piso, al aula de arte y música. La verdad es que nunca había ido hacia esa aula, por lo que no estaba seguro si estaba yendo por el lugar indicado. Al terminar de subir las escaleras comencé a escuchar la melodía de un piano. Era hermoso el cómo era tocado, como cada nota tenia vida propia y hacían una armonía perfecta al estar juntas. Aun recordaba cuando de pequeño intente tocarlo pero era un asco, y para no quedar en vergüenza opte por decir que no era lo más interesante del mundo. Pero era una de las pocas cosas que no había conseguido lograr. Logre llegar hasta el origen del hermoso sonido y lentamente entreabrí la puerta. Grata fue mi sorpresa al darme cuenta que quien tocaba era Druella. Parecía hipnotizada, deleitándose mientras tocaba cada una de las teclas. Sin poder evitarlo me adentre al salón, me senté en la orilla del escritorio del profesor y me deleite escuchándola. Era simplemente majestuosa su manera de tocar el piano, de envolverte con la melodía de darte el deseo de no querer estar en otro lugar. Después de varios minutos por fin miro hacia donde me encontraba, note que tenía la intención de interrumpir su dulce melodía y negando con la cabeza rápidamente le dije. – Continua. –No quería dejar de escuchar su hermoso tocar.
avatar
Cygnus Black
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 14
Galeones : 40946
Fecha de inscripción : 14/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you listen through walls? || Cygnus Black.

Mensaje por Druella K. Rosier el Lun Abr 22, 2013 4:29 pm


La partitura que tenía en mente llegaba a su fin, me encontraba tocando las últimas notas, cuando el sonido de una silla detrás de mí me hizo errar de tecla. Una molestia inmediata me hizo fruncir el ceño, ¿quién osaba a perturbar mi momento exclusivo de paz? Dejé el final de la melodía en el aire, dejando caer mis manos sobre mi regazo, volviéndome para dar con aquella persona que, como muchas otras, presa de la curiosidad se había detenido a escuchar en la clandestinidad. Solté un suspiro, girando mi cuerpo con lentitud hasta que, al subir la vista, di con el causante de mi interrupción. Estaba dispuesta tan sólo unos segundos antes a lanzarle una de las miradas más frías que poseía, a modo de que entendiese que no me resultaba grata su presencia, más cuan fue mi sorpresa al ver sentado en el escritorio del profesor a mi prometido, Cygnus Black. Nunca antes lo había visto en la sala de música, ni siquiera por casualidad en alguno de los pasillo de la quinta planta.

Desvié la mirada él y me sonrojé un poco, dando unos segundos a que mi rostro se relajase, sacudí mi cabeza de forma lenta de una lado a otro sutilmente para espabilarme y poder esbozar una media sonrisa. No podía explicar claramente la sensación que me producía su presencia, su forma de mirarme me resultaba tan dura como siempre, pero a base de mis continuas observaciones podía notar ya un sutil cambio en ella cada vez que nos encontrábamos, una muy sutil claro. Al principio pensaba que era un treta de mi mente, pero la continuidad de este gesto me lo dejaba claro. al menos pasaba cuando estábamos a solas. Estaba dispuesta a levantarme par saludarle pero él me lo negó, con un simple gesto de su cabeza y una sencilla palabra: "Continua". No pude siquiera pronunciar palabra alguna, me limité a asentir y correrme a un lado, dando una invitación a que al menos tomase asiento a mi costado.

Esperé por un segundo, decidiendo la que sería mi siguiente interpretación, esta vez dirigida a él. Sonreí al cavilar en una idea: no hace mucho había escuchado una melodía que inmediatamente trajo a mi mente su imagen, decidí en ese instante que la aprendería para que la escuchase, sin embargo nunca se dio la ocasión para mostrársela. La oportunidad me resultaba perfecta. Comencé a tocar las primeras notas que marcaban el inicio del nuevo compás, aquella que memoricé con el sólo propósito de que la escuchase. Mientras tocaba no borré la sonrisa de mis labios, volteando a mirarlo de reojo por ocasiones sin detenerme. La boda estaba muy cerca, dentro de poco viviría con él y dentro de algún tiempo tendríamos hijos, tal como era esperado para preservar nuestro linaje, seguramente nos depararía una vida protocolaria, igual que la de sus padres, y ni hablar de los míos. Sin embargo, yo le quería, desde cuarto curso que no podía dejar de admirarlo e incluso recién caía en cuenta de que en verdad me convertiría en su esposa. Podía afirmar, casi con certeza al examinar su mirada, que yo no le era indiferente, más nunca he podido estar segura de todo lo que ello implica. ¿Qué será? ¿Simpatía? ¿Cariño? ¿Respeto? ¿Resignación?... ¿Amor? Su aspecto imperturbable me dificultaba tener la total confianza para inferir algo, aunque ello no había otra cosa más que atraerme más, ese misterio de descubrir lo que atraviesa su mente.

Terminé las últimas notas y me giré para observarle, acercándome a él de modo que pudiese depositar un beso sobre su mejilla, nadie nos miraba, y al menos esa pequeña muestra de afecto se me tenía permitida al estar solos, ¿cierto? - Que agradable sorpresa, Cygnus - le saludé sonriendo, con una expresión amable en mi rostro - eres el mejor público que he tenido - susurré para evitar el eco que la soledad de la habitación proporcionaba, y que tanto me fastidiaba, al hablar, pues para la música no tenía problema alguno. Miré sus ojos de cerca y observé que un cabello se había salido de su sitio en su meticuloso peinado, estiré mi brazo un poco para recolocarlo y me sonrojé apartando deprisa mi mano - Lo siento, no he podido evitarlo - me disculpé con voz queda. Algo dentro me decía que él no había estado paseando sin motivo por el quinto piso, tomé are y le escrutiné con la mirada - ¿Querías discutir algo conmigo? - pregunté, colocando mis ojos sobre el piano, bordeando una tecla para después apretarla con suavidad al tiempo que esperaba su respuesta. ¿Qué podría haberle traído hasta aquí en mi búsqueda? Claro, si mis sospechas eran ciertas. No tenía idea, pero mi intuición gritaba que era muy probable que la razón tuviese tener algo que ver con la fecha que se aproximaba peligrosamente.

_________________

DruellaKallistéRosier
“It is better to be hated for what you are than to be loved for what you are not.”

♣️
avatar
Druella K. Rosier
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 34
Galeones : 41332
Fecha de inscripción : 28/03/2013
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Can you listen through walls? || Cygnus Black.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.