¡Bienvenid@!

Gran Bretaña, 1945 El Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería de nueva cuenta abre sus puertas para todas aquellas mentes emocionadas y expectantes de las maravillas de un nuevo año escolar. Amigos que no se han visto desde hace tiempo, queridos profesores de caras sonrientes y exigencias de un nuevo curso escolar, todo pareciera estar perfectamente calculado, todo esta planeado y se pronostica, que aquel año escolar será uno de los más anhelados y aceptados por los estudiantes. Pero no todo es lo que parece y ciertamente el plan de cierto grupo de estudiantes no es precisamente pasar sus últimos años en el colegio de manera pacífica, ellos quieren causar un cambio, quieren una revolución, quieren iniciar la diferencia en su mundo y no precisamente de la manera correcta ni por los motivos idóneos. Tom Riddle extrañamente comienza a mostrar maneras mucho más encantadoras que las del extraño chico que se conoció de primer a quinto curso, se le nota más seguro, constante y decido, sus palabras suaves como el susurro de una serpiente han comenzado a cautivar a la casa de Slytherin, prometiendo poderes y riquezas inimaginables sencillamente por participar como bulto en su movimiento revolucionario, la prudencia nunca se ha dado con las serpientes y cuando el poder se menciona y la pureza de una casta sale a relucir, casi nadie está dispuesto a negarse.





¡Conectate!

Ingresa con tu nick, Nombre y Apellido, se admiten iniciales.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Demigods of Olympus (afiliación élite denegada)
Mar Jul 16, 2013 2:13 am por Invitado

» Protego RPG - ÉLITE, CAMBIO DE BOTÓN
Jue Jun 20, 2013 4:59 pm por Invitado

» The Last Chapter {Afiliacion Elite}
Mar Mayo 28, 2013 9:57 pm por Invitado

» ¡Vuelve Morsmorde!
Sáb Mayo 25, 2013 9:37 pm por Lyanna Archer

» Lyanna Archer (completa)
Sáb Mayo 25, 2013 9:25 pm por Lyanna Archer

» Is time for Oxford- Foro NUEVO.. Se necesitan Cannos- Normal
Sáb Mayo 25, 2013 12:37 am por Invitado

» Petición cierre de temas
Lun Mayo 06, 2013 3:22 am por Morsmorde

» Listado de hechizos Estudiantes
Dom Mayo 05, 2013 4:53 am por Morsmorde

» Listado de hechizos magos Adultos
Dom Mayo 05, 2013 4:50 am por Morsmorde


mejóralo con las luces encendidas → iana hayes

Ir abajo

mejóralo con las luces encendidas → iana hayes

Mensaje por Charlus V. Potter el Lun Abr 15, 2013 11:56 pm


MEJÓRALO CON LAS LUCES ENCENDIDAS
La arrugada pieza de pergamino estaba apretada dentro del puño que no sujetaba la varita, ejecutando un encantamiento Lumos. Caminar en los pasillos durante los inicios de la noche, cuando la mayoría estaba ya a mediados de la merienda, no costaba tanto trabajo. Encontrar el sitio exacto donde se abriría la Sala de Menesteres, lo era. La posibilidad de que aquello se tratara de una trampa existía, y por lo mismo, había pedido con exagerado dramatismo a Septimus que, si no volvía a la Sala Común para las diez, mandara a la brigada completa para buscarle. Se lo había comunicado minutos antes, mientras comían velozmente junto a Minerva y el resto de la casa. Sabiendo que en realidad no era una buena idea obedecer lo que un mensaje anónimo decía, no había tenido intenciones de decirle a nadie más que a su mejor amigos, sólo él le apoyaría en una tontería como esa.

Era la clase de adivinación, y más de la mitad de los alumnos comenzaban a quedarse dormidos, incluído Charlus. La voz de la profesora servía como somnífero, y las luces y formas que efectuaba la bola de cristal sólo hacía que se le cerraran los ojos con mayor facilidad. Cuando estaba a dos segundos de emitir un ronquido, cayó sobre su banco un pedazo de pergamino encantado, aterrizando con un fuerte choque sobre sus libros de símbolos. Aún adormilado, Charlie deshizo los dobleces del papel y se talló los ojos, aclarando su vista.

Tengo información que podía interesarte. Ve a la Sala de Menesteres hoy a las ocho en punto.
Post data: si no era obvio, sin compañía.

Extrañado, giró el cuerpo hacia atrás para buscar el autor de la nota, encontrándose sólo con la curiosa mirada de un par de alumnos. Con las cejas fruncidas, guardó el papel en el bolsillo de su túnica y agradeció internamente el cambio de hora, siendo uno de los primeros que salió disparado del aula.


Con una ligera demora, había hecho caso. Estaba ahí, solo, con las palmas sudorosas. Se imaginaba que la cita e información se basarían en cosas relacionadas con Riddle y compañía, puesto que no podía imaginar como para qué más alguien en el anonimato le podría estar buscando con tanta clandestinidad. Al encontrar el punto exacto, esperó un par de segundos y las puertas comenzaron a dibujarse y crujir en su apertura, revelando la oscuridad total en el interior de la sala. Tragando saliva con fuerza y sonoro, Charlus cruzó el umbral e investigó los alrededores que la luz de su varita alcanzaba a iluminar. Volteó a ver cómo se cerraban las puertas tras él y, por novena vez en el día, se maldijo mentalmente ante la estúpida idea — Si tu plan es asesinarme o algo por el estilo, procura dejarme reconocible, que mi madre querría un funeral tradicional — comentó con cierto humor para intentar aliviar la tensión del momento. La intriga sobre quién sería el secreto autor de la nota le carcomía por dentro, pero no más que aquella sensación de que, sin duda, las cosas no iban a salir como él se las quería imaginar.


Sala de Menesteres ▲ 20:12 ▲ Iana L. Hayes

Code by SykoSocial

_________________












charlus v. potter
I'D RATHER BE WORKING FOR SOMETHING THAN PRAYING FOR THE RAIN; SO I WANDER ON, TILL SOMEONE ELSE IS SAVED. WE'D JUST BE RUNNING DOWN THE SAME OLD LINES, THE SAME OLD STORIES OF BREATHLESS TRAINS AND WORN DOWN GLORIES. HOUSES BURNING, WORLDS THAT TURN ON THEIR OWN. SO IF I WERE YOU MY FRIEND, I'D LEARN TO HAVE JUST A LITTLE BIT OF TRUST.
avatar
Charlus V. Potter
Gryffindor
Gryffindor

Mensajes : 89
Galeones : 39515
Fecha de inscripción : 28/03/2013
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: mejóralo con las luces encendidas → iana hayes

Mensaje por Iana L. Hayes el Mar Abr 16, 2013 12:00 pm


♣ 20:12 ♣ Sala de los Menesteres ♣ Con Charlus V. Potter ♣


Aquel día por enésima vez en la semana no tenía hambre, llevaba unos días sin comer y si comía, no era a las horas que tenían que ser y ni siquiera eran cosas saludables, sabia porque me pasaba, no era solo por los nuevos sentimientos que estaban aflorando en mí, no era solo por lo que se estaba empezando a crear en el colegio, sino que también era por el miedo de perder a mis hermanos en lo que se avecinaba. Mis hermanos eran mi vida, sin Alessandro, Rainbow y Sunshine yo sabía que no podía vivir, había estado toda la vida con ellos y no quería perderlos. Como no tenía hambre me dedique a pasearme por los pasillos, necesitaba ordenar mis ideas. Demasiadas cosas tenía en la cabeza y no ayudaban nada a que me calmara. Una de ellas, como siempre era Charlus y lo que pasaba con él, aun seguía enfadada por haberme dejado de aquella forma, pero la verdad es que me preocupaba por él, era mi amigo y en el fondo le tenía un gran cariño. Además lo que estaba sintiendo por Liuhan no es que me dejara muy tranquila. Estaba más nerviosa que nunca, pero mientras caminaba por los pasillos recordé algo en Charlus que me había llamado la curiosidad aquella mañana en clase de Adivinación. Si que era verdad, que no sabía porque iba a aquella clase, pero quizás porque no tenía nada mejor que hacer a aquellas horas además a una de “Las Divinas” le apasionaban y como siempre, donde iba una de las tres, iban las otras dos. Éramos mejores amigas y eso se notaba en nuestra forma de actuar. Pues era en aquella hora cuando estaba a punto de dormirme encima de la mesa, cuando recibí un codazo de ella. La mire con mala cara, pero ella no me había despertado porque me estuviera durmiendo si no, para que mirara a Charlus. Gire la cabeza con disimulo, viendo como abría un papel, no sabía quién se lo había dado, pero pensaba que era una nota de algunos de sus amigos, iba a apartar la mirada y a no intentar dormirme de nuevo, cuando vi como se giraba a mirar a la gente de atrás, eso me hizo levantar una ceja. ¿Qué le ocurría? ¿Qué bicho le había picado? En su reacción, algo me decía que no era una nota de sus amigos, me había quedado con las ganas de sabe que era y estaba preocupada por él, por eso quise alcanzarle cuando acabo la clase, pero no me dio tiempo ya que antes de levantarme, él ya había salido por patas. Intente durante un tiempo, saber que era aquello, si alguien lo sabía, pero sabía que nadie lo sabía. Había escuchado conversaciones ajenas, pero nadie hablaba de Charlus, lo único que había escuchado sobre él era lo que antes había pensado, eran los alumnos que se habían encontrado cuando se había girado, pero nada más. Estaba de los nervios, no quería que le pasara nada, porque aun con el enfado, no quería que le hicieran daño.

Y aquí es donde habíamos comenzado, sin saber qué hacer, sin saber que le pasaba, pero dejando que los diferentes pensamientos invadieran mi mente y me volviera aun más loca. Pero entonces, fue cuando me cruce con un alumno, en realidad, tuve que parar mi paso para no chocarme con él. Iba farfullando algo y al llegar a una esquina, se encontró con alguien. Me parecía algo sospechoso y me pare a escucharlos, y bingo. Encontré a la persona que había mandado la nota a Charlus, no me fiaba demasiado de ellos. Así que oyendo donde le había dicho de encontrarse, fui hacia allí corriendo, utilizando algunos pasadizos que Charlus me había enseñado cuando salíamos juntos. Llegue en poco tiempo al séptimo piso y busque la sala de los menesteres, como la deseaba con tanta fuerza apareció ante mí a los pocos segundos. Charlus aun no había llegado, entre en la sala y me escondí en las sombras, después de unos minutos las puertas se abrieron, aferre mi varita, pero me relaje al ver que era Charlus. Rodee los ojos al oír que decía y me decidí a hablar mientras que salía de las sombras. -No te voy a asesinar, pero debería hacerlo porque eres un idiota. ¡¿Cómo se te ocurre venir solo?!- No dije nada mas, pero sabía que él era lo suficientemente listo, como para saber que aquello podía significar que le había visto leer la nota y que había atado cabos. O quizás no… Por eso esperaba a su respuesta.


_________________


Mi princesa interior y la gente a la que amo:
Mi princesa interior

Mi sueño

Mi dolor de cabeza

Mi hermano postizo y protector

Mi querida divina
avatar
Iana L. Hayes
Hufflepuff
Hufflepuff

Mensajes : 78
Galeones : 39330
Fecha de inscripción : 06/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: mejóralo con las luces encendidas → iana hayes

Mensaje por Charlus V. Potter el Miér Abr 17, 2013 5:18 pm


MEJÓRALO CON LAS LUCES ENCENDIDAS
Con los puños tan apretados que sus nudillos comenzaban a perder coloración, Charlie siguió apuntando con la varita hacia cada rincón posible de la habitación. Eso era, lo iban a matar. Ahí mismo, antes de siquiera tener los dieciocho años, o haber ganado el primer partido de Quidditch de la temporada. En su mente se daban regañizas de cómo era posible que se hubiera metido en una situación así, fiándose de una manera tan ingenua de alguien que prefería mantener su identidad escondida, y en un lugar donde, si le asesinaban, podrían nunca encontrar los restos.

Bravo, Charlus, bravo.

Se giró con fuerza cuando una voz femenina lo tomó por sorpresa, tumbando con el brazo una de las opulentas mesitas y sus quién-sabe-qués que tenía encima. Los ojos del Gryffindor se abrieron como platos y se le fue una respiración al observar de quién se trataba. El castaño cabello, la conocida voz e incluso el tono de sus palabras, confirmaron a la perfección su autora. Ni con una posión multijugos podrían engañarlo; era Iana. Ésa forma tan molesta de hablarle no se podía imitar, como las apariencias. Bajando un poco la varita para que la luz no le diera tan de lleno en el rostro, Charlie relajó un poco la postura y frunció las cejas, confundido — Me han pedido que viniera solo. ¿Cuál es tu excusa de estar aquí? — la pregunta salió con cierto borde fuerte, dudoso. ¿Habría ella citado aquello? No, no tendría por qué preguntarle entonces el por qué se encontraba solo. Y estaba demasiado enredado como para que fuera una trampa de la Hufflepuff, ¿con qué fin, de cualquier forma?
Estudiándola con ojos entrecerrados, Charlus dio un par de pasos hacia el frente, volteó hacia los altos muebles y cerró los ojos, esperando que la sala hiciera su magia. A los segundos, unas tenues luces reflejadas en espejos aparecieron, dándoles tiempo de aclimatar la vista al nuevo ambiente. La sala estaba repleta de vejestorios y chucherías que, en realidad, el moreno no se tomó la libertad para estudiarlas. Metiendo su varita en el bolsillo del pantalón, posteriormente cruzó los brazos y mostró los inicios de una de sus clásicas y burlonas sonrisas ladinas — Creo que te ahogas en las ganas de matarme; por seguro los has planeado un par de veces en la cabeza — comentó, en parte bromista. La otra parte de sus análisis indicaban que, muy probablemente, Iana, en efecto, ya había planificado el homicidio y sólo le faltaban pocos detalles.



Sala de Menesteres ▲ 20:15 ▲ Iana L. Hayes

Code by SykoSocial

_________________












charlus v. potter
I'D RATHER BE WORKING FOR SOMETHING THAN PRAYING FOR THE RAIN; SO I WANDER ON, TILL SOMEONE ELSE IS SAVED. WE'D JUST BE RUNNING DOWN THE SAME OLD LINES, THE SAME OLD STORIES OF BREATHLESS TRAINS AND WORN DOWN GLORIES. HOUSES BURNING, WORLDS THAT TURN ON THEIR OWN. SO IF I WERE YOU MY FRIEND, I'D LEARN TO HAVE JUST A LITTLE BIT OF TRUST.
avatar
Charlus V. Potter
Gryffindor
Gryffindor

Mensajes : 89
Galeones : 39515
Fecha de inscripción : 28/03/2013
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: mejóralo con las luces encendidas → iana hayes

Mensaje por Iana L. Hayes el Vie Abr 19, 2013 8:19 am


♣ 20:12 ♣ Sala de los Menesteres ♣ Con Charlus V. Potter ♣


Charlus como es obvio se sorprendió al oír mi voz, pero yo no estaba como para pedirle perdón. Estaba fuera de quicio, solo a él se le ocurría la idea de venir solo a un sitio donde no sabía a quién se encontraría, pero estaba preocupada porque le hubieran hecho daño. Después de todo, el cariño siempre quedaba allí aunque a veces pareciera que no. Le vi girarse, pero no aparte la mirada, ni cambie el gesto de mi rostro. Cuando hablo y bajo la varita, fruncí el ceño, no me gustaba que me hablara de esa forma, aunque con él no me molestaba tanto como si hubiera sido otra persona. -Salvarte el pellejo, no me hables así Charlus. Solo a ti se te ocurre venir solo, ¿no ves que puede ser una trama? ¿Quién te dice a ti que esa persona que te ha citado no quiere hacerte daño? Piénsalo por un segundo, Charlus. Además he notado tu extraño comportamiento en Adivinación, eres muy poco disimulado, querido.- Dije dando unos pasos hacia él, la verdad es que además de mi habitual enfado con él, estaba fuera de mis casillas. No quería que le hicieran daño y él había sido el primero en ir a meterse en la boca del lobo, pero no podía dejar que le hicieran daño, la única que tenía derecho a querer matarle era yo, cosa que aunque lo había pensado veces, no lo iba a hacer jamás. Cuando la sala se lleno de luces, tuve que entrecerrar los ojos para acostumbrarme, mi vista se acostumbro y abrí del todo aquellos ojos marrones que tenia, mirándole a los ojos.

Me acerque del todo a él, viendo aquella sonrisa que conocía tan bien. Si él supiera cuantas ganas tenía de matarle… pero ahora no estaba para bromitas. Le puse una mano en el pecho, seria, mirándole a los ojos sin sonreír ni un momento, que se tomara tan a la ligera las cosas, no me gustaba para nada. -Si, no sabes cuantas veces he pensado en matarte. Pero no lo hare, aunque a veces no me des más que razones para llevar a cabo tu asesinato. Pero no muy lejos de aquí, hay alguien que si estaba pensando en hacerte daño en este momento. Y n pienso dejar que lo haga. ¿Esta claro?- Cuando acabe de hablar, le di un golpe con la mano que había dejado en su pecho, no entraba en mis planes dejar que otra persona que lo tocara. -Y antes de que preguntes, lo sé porque he visto a esa persona decirle a otro chico, que te había citado aquí y que vinieras solo. Y yo esto lo veo un peligro, una trampa como una casa. No sé si ese chico va a venir o no, pero me voy a quedar contigo, quieras o no.- Dije mirándole a los ojos, seria no iba a dejar que ese chico lo pillara solo.


_________________


Mi princesa interior y la gente a la que amo:
Mi princesa interior

Mi sueño

Mi dolor de cabeza

Mi hermano postizo y protector

Mi querida divina
avatar
Iana L. Hayes
Hufflepuff
Hufflepuff

Mensajes : 78
Galeones : 39330
Fecha de inscripción : 06/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: mejóralo con las luces encendidas → iana hayes

Mensaje por Charlus V. Potter el Miér Abr 24, 2013 5:21 pm


MEJÓRALO CON LAS LUCES ENCENDIDAS
Rodó los marrones ojos con fuerza, incómodo. No sólo era poco usual encontrarse a solas con su ex-pareja, pero tenía que estar cabreada, con varita en mano y encerrada en una sala cuya puerta tardaba en aparecerse. La cantidad de los otros lugares en los que preferiría encontrarse era incontable; con tal de ahorrarse una discusión más con ella, era capaz de ponerse a limpiar el armario de materiales para pociones. — ¿Salvarme el pellejo? Iana, encabezas la lista de personas que anhelan arrancarme el pellejo a tirones — habló pausado, tranquilo. Cambiando el peso de su cuerpo de una pierna a la otra, Charlie dejó que sus brazos cayeran a los costados, medio reprimiendo una carcajada — Ten algo de fé en mi. Me sé cuidar bastante bien. Y no hablemos de disimulos, que no eres ninguna Reina en el asunto — soltó con las cejas fruncidas, comenzando a perder el buen sentido del humor. Bajó la mirada hacia la mano de la morena, en contacto directo con la fábrica de su camisa y difundiendo una tibia sensación hacia su pecho; al levantar la mirada y conectar con aquél par de cafés ojos. Escuchó sus palabras e intentó interpretar los gestos de su rostro y traducirlo en emociones. Luego de sentir el cambio de tacto de su mano, pasivamente sobre su pecho, para después soltarle un golpe en la misma área, cogió su muñeca y extendió su brazo hacia abajo, colocándolo a un lado del cuerpo de la Hufflepuff y soltándola, antes de que la tibia sensación de su piel comenzara a quemarse en el sentido más figurativo — Gracias por la preocupación y aprecio la informativa, pero no tienes por qué quedarte aquí — más que resaltar lo obvio, en realidad el Gryffindor prefería que se fuera. Si bien había podido alejar perfectamente bien sus pensamientos sobre la joven Hayes, sólo tenía que verla la mitad del día y rodeado de centenares de alumnos, sus amigos y demás. Pero estaban aislados en el séptimo piso, solos y con las sensaciones a flor de piel, aunque la mayoría de éstas fueran hostiles.

Lamentablemente, Charlie, antes de ser amigo, hijo, sobrino, dueño de mascota, estudiante o todo lo demás, era hombre. Y evitar que la mirada viajara fugazmente por el cuerpo de Iana era difícil. Era ligeramente disimulado, y también ocasional, pero sucedía. Una de las principales razones por las que se separó dando pasos hacia atrás hasta sentarse sobre una de las mesillas que menos cosas tenía en la superficie.


Sala de Menesteres ▲ 20:18 ▲ Iana L. Hayes

Code by SykoSocial

_________________












charlus v. potter
I'D RATHER BE WORKING FOR SOMETHING THAN PRAYING FOR THE RAIN; SO I WANDER ON, TILL SOMEONE ELSE IS SAVED. WE'D JUST BE RUNNING DOWN THE SAME OLD LINES, THE SAME OLD STORIES OF BREATHLESS TRAINS AND WORN DOWN GLORIES. HOUSES BURNING, WORLDS THAT TURN ON THEIR OWN. SO IF I WERE YOU MY FRIEND, I'D LEARN TO HAVE JUST A LITTLE BIT OF TRUST.
avatar
Charlus V. Potter
Gryffindor
Gryffindor

Mensajes : 89
Galeones : 39515
Fecha de inscripción : 28/03/2013
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: mejóralo con las luces encendidas → iana hayes

Mensaje por Iana L. Hayes el Jue Abr 25, 2013 5:10 pm


♣ 20:12 ♣ Sala de los Menesteres ♣ Con Charlus V. Potter ♣


La verdad es que estaba enfadada, pero poco a poco mi enfado se iba disipando y volvía a ser la misma Iana que era cuando estaba con él. Con él las cosas eran diferentes, aunque en realidad, todo era diferente con él. Guarde mi varita, para que no me entrara la tentación de lanzarle una maldición. Pero siempre con ella a mano, para defendernos o defenderme, llegado el caso. Ladee la cabeza, cuando habló, a veces me ponía nerviosa que este hombre no se tomase las cosas en serio, aunque le conocía bastante bien, había salido un año con él. Por lo que conocía bastante bien, su forma de ser y demás. Por eso, sabia cómo comportarme con él, o casi… -Eso no te lo voy a negar… pero hoy no es ese día.- Alce las cejas al escucharle, la verdad es que sabía que era capaz de cuidarse él solito, pero también sabía que las personas podían ser muy traicioneras, sobretodo el chico al que había visto. No quería que lo hirieran. -Lo sé, don puedo hacerlo solo. Sé que eres capaz de cuidarte solito, pero… estaba preocupada ¿vale?- Dije casi de pasada, no quería que se diera cuenta de que aun me preocupaba por él, aunque en realidad se notaba que aun después de haber cortado y del enfado que tenia porque no me diera una explicación.

Cuando me puso el brazo al lado de mi cuerpo, levante una ceja. Pero había que admitir que me había sentido bien al poner mi mano sobre su pecho o al sentir que me cogía la muñeca, a pesar de los sentimientos que tenia por Li, aun sentía la tensión que había entre Charlus y yo. Cuando él se apoyo en una mesa negué con la cabeza, me acerque a él de nuevo, pero sin acercarme tanto como antes, cruzándome de brazos, pero sin estar como antes. Al menos, estaba más calmada y sabia que ahora podríamos hablar más calmados, si no es que él me volvía a enfadar. -Escucha, me da igual que estés seguro de que podrás con lo que sea que va a pasar, pero no me voy a ir. Me voy a quedar aquí, no quiero que te hagan daño Charlus. Creía que lo habrías entendido, te voy a ayudar quieras o no. No voy a dejar que ese… quien sea, te haga daño. La única que puede pensar en matarte, soy yo.- Lo admitía, la ultima frase había ido con una sonrisa, quería que al menos el ambiente se calmara un poco, aunque también iba medio en serio.

Mire al sofá que estaba su lado, y me senté en el reposabrazos, quedando cerca de él. Ladee la cabeza mirándole, para después llevar mi mano hasta la suya, cogiéndosela y tirando un poco de ella para que mirara. -¿De verdad estas tan seguro de que no va a pasar nada?- Dije mirándole a los ojos, no iba a dejarle solo, si aquel chico venia, que tuviera claro que era capaz de todo y me daba igual lo que tuviera que hacer.


_________________


Mi princesa interior y la gente a la que amo:
Mi princesa interior

Mi sueño

Mi dolor de cabeza

Mi hermano postizo y protector

Mi querida divina
avatar
Iana L. Hayes
Hufflepuff
Hufflepuff

Mensajes : 78
Galeones : 39330
Fecha de inscripción : 06/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: mejóralo con las luces encendidas → iana hayes

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.