¡Bienvenid@!

Gran Bretaña, 1945 El Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería de nueva cuenta abre sus puertas para todas aquellas mentes emocionadas y expectantes de las maravillas de un nuevo año escolar. Amigos que no se han visto desde hace tiempo, queridos profesores de caras sonrientes y exigencias de un nuevo curso escolar, todo pareciera estar perfectamente calculado, todo esta planeado y se pronostica, que aquel año escolar será uno de los más anhelados y aceptados por los estudiantes. Pero no todo es lo que parece y ciertamente el plan de cierto grupo de estudiantes no es precisamente pasar sus últimos años en el colegio de manera pacífica, ellos quieren causar un cambio, quieren una revolución, quieren iniciar la diferencia en su mundo y no precisamente de la manera correcta ni por los motivos idóneos. Tom Riddle extrañamente comienza a mostrar maneras mucho más encantadoras que las del extraño chico que se conoció de primer a quinto curso, se le nota más seguro, constante y decido, sus palabras suaves como el susurro de una serpiente han comenzado a cautivar a la casa de Slytherin, prometiendo poderes y riquezas inimaginables sencillamente por participar como bulto en su movimiento revolucionario, la prudencia nunca se ha dado con las serpientes y cuando el poder se menciona y la pureza de una casta sale a relucir, casi nadie está dispuesto a negarse.





¡Conectate!

Ingresa con tu nick, Nombre y Apellido, se admiten iniciales.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Demigods of Olympus (afiliación élite denegada)
Mar Jul 16, 2013 2:13 am por Invitado

» Protego RPG - ÉLITE, CAMBIO DE BOTÓN
Jue Jun 20, 2013 4:59 pm por Invitado

» The Last Chapter {Afiliacion Elite}
Mar Mayo 28, 2013 9:57 pm por Invitado

» ¡Vuelve Morsmorde!
Sáb Mayo 25, 2013 9:37 pm por Lyanna Archer

» Lyanna Archer (completa)
Sáb Mayo 25, 2013 9:25 pm por Lyanna Archer

» Is time for Oxford- Foro NUEVO.. Se necesitan Cannos- Normal
Sáb Mayo 25, 2013 12:37 am por Invitado

» Petición cierre de temas
Lun Mayo 06, 2013 3:22 am por Morsmorde

» Listado de hechizos Estudiantes
Dom Mayo 05, 2013 4:53 am por Morsmorde

» Listado de hechizos magos Adultos
Dom Mayo 05, 2013 4:50 am por Morsmorde


when the daylight's fading || Gretta Hemsworth

Ir abajo

when the daylight's fading || Gretta Hemsworth

Mensaje por Atlas J. Avery el Lun Abr 08, 2013 10:48 pm

when the daylight's fading

La luz en el aula de la clase de Defensa contra las Artes Oscuras era tenue y casi escasa, casi todas las persianas estaban cerradas, provocando que solo unos cuantos rayos de sol lograran infiltrarse en el aula. Lo único que les daba suficiente iluminación eran las velas suspendidas en el aire. El profesor caminaba por entre las butacas de manera desesperante mientras todos se dedicaban a escribir un resumen, el sonido de la fricción entre el papel y la pluma era lo único que se escuchaba y por supuesto, alguno que otro susurro de los alumnos que se arriesgaban a pasarse información. La mano de Atlas se aferraba a la pluma como si de ello dependiera su vida pero nada venía a su cabeza, su mente estaba en blanco. Había logrado escribir Apenas unas diez líneas enteras pero el profesor había pedido al menos un pergamino entero. “La manticora. De la página 180 a las 210” repetía mentalmente el chico como si eso lo fuera a ayudar en algo. Lo único que recordaba era haber estado en la biblioteca con el libro en la mano pero la vista puesta en otra persona: de cabello rubio, ojos verdes y tez blanca como la nieve. Gretta Hemsworth.

Incluso se había permitido acercarse a ella cuando debía haber estudiando cada página de aquel libro. Para cuando llegó su amiguito Orion a separarlos, con la excusa de necesitarla para algo importante, la luna ya se había asomado por las ventanas del castillo. No pudo hacer más que correr a la sala común de su casa y leer lo más que pudo; lo que no fue tanto ya que se había quedado dormido al poco tiempo. Ahora se encontraba haciendo un resumen que iba a contar para la calificación y lo único que Atlas podía recordar era ese cabello y esos ojos. Debía dejar de desconcentrarse tanto así que empezó a escribir lo poco que le venía a la cabeza y cuando el profesor ordenó que entreguen el trabajo lo tuvo que hacer sin rechistar. El chico solo había logrado hacer unas 23 líneas en letra muy grande y esperaba que eso contara como algo, ya que no podía hacer más. El castaño hizo una mueca y empezó a guardar sus cosas en la mochila, no podía evitar sentirse mal consigo mismo por haber fallado. Cualquiera podría decir que casi 25 líneas eran suficientes para aprobar, pero no era así para Atlas. Para él su resumen sobre la Manticora era un verdadero fracaso. No sabía que le estaba pasando, no era normal en el tener dificultades en el estudio. Él era un Ravenclaw, por las barbas de Merlin el no fallaba en clase, nunca. Ya no soportaba más estar en el aula, por lo que salió a toda prisa después de tener todo guardado empujando a alguno de sus compañeros mientras pasaba por la puerta. Sinceramente luego se disculparía si alguno se hubiese ofendido, pero lo que él quería en ese momento era alejarse y tranquilizarse.

¿Cómo podía estarle pasando esto justo ahora? qué diablos, ni siquiera se esforzaría en responder esa pregunta. Mientras subía las escaleras pudo escuchar a lo lejos la risa de un grupo de niñas escandalosas. Parte de la conversación del grupito se quedo grabada en su cabeza durante todo el trayecto hacia el quinto piso. Ya en el quinto piso aumento la velocidad de sus pasos y entro al aula de música y arte. Una de las pocas cosas que lograba calmarlo y ayudarlo a pensar cuando estaba agobiado era el piano. Su madre le había enseñado desde muy pequeño a tocar instrumentos, un talento que pocos saben. La tranquila y pacífica melodía que despedía el piano al tocar sus letras, ayudaban mayormente a aclarar sus pensamientos.
Sin demorarse mucho tiempo se sentó frente al piano, que había en el aula. Y comenzó a deslizar sus dedos sobre las teclas blancas y negras, tocando una suave y dulce melodía. Con esa música su cabeza comenzó a trabajar. Mientras venia hacia ese lugar, había escuchado a un grupo de niñas hablar emocionadas sobre el baile de bienvenida. El baile de bienvenida. Eso era, eso era lo que lo traía tan distraído. Desde hacía un tiempo había pensado en invitar a Gretta, lo único que tenía que hacer ahora era hacerlo. Tal vez por eso es que últimamente se encontraba tan fuera de si mismo y pensando en la Gryffindor. Se dice que todo comienza en un pequeño pensamiento, tal vez toda esta confusión era por esa idea de invitar a Gretta al baile. Pero claro, eso no era tan fácil, menos para alguien como Atlas que no tolera el rechazo y prefiere evitarlo. Pero vamos no es tan difícil decía una voz en su cabeza solo tienes que decir ¿quieres venir conmigo al baile? Continuaba esa tonta voz animándolo. Pero aunque había que admitir que tenía sus dudas, a causa de la inseguridad, se había hecho una pequeña apuesta a sí mismo. Si se encontraba por casualidad durante ese mismo día con la rubia la invitaría, sino iría solo. Ahora sí, solo era cosa de esperar y ver qué pasaría, mientras continuaba tocando una de las sinfonías que su madre le había enseñado.

φ Sala de música y arte φ φ Gretta Hemsworth

Credits to Rapture

_________________
Atlas Avery

Mi pequeña Sakura, Monstruo alejate de los otros!!:
avatar
Atlas J. Avery
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 63
Galeones : 41233
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when the daylight's fading || Gretta Hemsworth

Mensaje por mmk el Miér Abr 10, 2013 11:45 am


WHEN THE DAYLIGHT'S FADING


Sala de música y artes. Con Atlas Avery.

Caminar por los pasillos de Hogwarts me hacía feliz, saludar a la gente que me veía con una sonrisa y que los más cercanos se preguntaran "¿Qué travesura tienes ahora en mente, Gre?" A lo que yo sólo contestaba con un gesto amable resumido en una sonrisa. Podría decirse que era bastante distraída muchas veces alguien me hablaba y yo no me daba cuenta que ese alguien se dirigía hacia mí, la gente es sensible, se ofende con esas cosas, pero yo me preocupaba, al menos hoy, de ser libre. Me encantaba sentirme así, claro que habían disyuntivas y problemas que invadían mi consciente, lo que provocaba que mi sonrisa se fuera por ciertos instantes, pero mi esencia estaba ahí, mi felicidad se arruinaría si mi esencia se desploma.

Estar tanto tiempo en los exteriores hizo que tuviera ganas de recorrer el tan conocido por mí, castillo mágico, sentir el frío de las paredes que callaban historias desde hace eones, ver a estudiantes en sus amoríos clandestinos muy mal vistos por la época que nos abarcaba, escuchar las risas de los alumnos y ver a mis fantasmas merodear por la construcción me hacía sentir en casa, cómoda y libre. Pasaba por las afueras de las aulas escuchando algunos profesores regañar a uno que otro alumno, mientras yo trataba de acallar cualquier carcajada que aflorara por mis labios.

Era extraño pasear por los pasillos sin que un profesor confesara sus pensamientos sobre mi "No corras por los pasillos Hemsworth, desde que tenías once años te lo repito" o alguna que otra profesora preocupada por la superficialidad y el buen linaje que sus alumnas pudiese presentar "Gretta, péinate, no es bien visto que lleves una melena despeinada en tu cabeza" A lo que yo hacía caso omiso, muy rara vez me peinaba y me gusta andar con mi pelo tal cual como es. Mientras que el asunto de correr, ellos mismos se responden a sus quejas, desde pequeña soy inquieta, acelerada y no hago caso a las instrucciones que no eran complementarias para mi júbilo, por lo que detenía mi paso hasta que la visión del profesor en cuestión ya no me alcanzaba y volvía a mi acto anterior.

Recorrido ya ciertos pasillos y pisos, llegue a un punto donde el sonido que llenaba mis oídos, era una melodía que apaciguaba el ambiente que lo rodeaba y que sus notas alcanzaban, me detuvo de cualquier movimiento que hubiese planeado o tenido las intenciones de realizar. Siempre fui curiosa, no era una novedad, y sí, sus predicciones son correctas, mis piernas respondían a instrucciones nerviosas enviadas en efecto a la curiosidad que me invadía al preguntarme para mis adentros de quien provenía tan exquisita cadencia. Mis piernas se movían con sigilo para que mis pies no interrumpieran la música que tanto había acaparado mi atención. No se necesitaba ser un Leonardo da Vinci para darse cuenta de que mis pies se dirigían con la mayor cautela posible en dirección al aula de música. Con la misma prudencia, abrí lentamente la puerta que escondía el misterio de la identidad de quien estaba ligado a tal música. Vi por el pequeño espacio que se había formado abrir la puerta un poco siendo cuidadosa y ver primero el rostro de aquella persona. Con mi ojo izquierdo me percate que un concentrado Atlas Avery interpretando aquello que se apoderó de mi total atención.

No pude detener el movimiento de la puerta explicada por leyes de física muggles que desconocía y no me interesaban, lo que era de mi atención era que estaba al descubierto ante el joven Ravenclaw, esperaba que no se molestara por mi curiosidad. Le sonreí con expresiones jocosas, para que cuando me mirara no se molestara por mi imprudencia.

mmk
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 206
Galeones : 42284
Fecha de inscripción : 18/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when the daylight's fading || Gretta Hemsworth

Mensaje por Atlas J. Avery el Miér Abr 10, 2013 5:41 pm

when the daylight's fading

Su madre siempre le había insistido que aprenda a tocar el piano, por eso es que desde los diez años Atlas había tenido clases para tocar el dichoso instrumento. No era un gran músico pero había que admitir que tenía su talento. Sus dedos se deslizaban por las teclas del piano de una manera natural y casi sorprendente. Una de las ventajas de tener padres muggles, seguramente era que insistían en que tengas clases que ningún mago consideraría útil. Para que aprender a tocar un piano si con un movimiento de la varita podía comenzar a sonar solo; pero claro como le hacías entender eso a tu madre cuando quiere presumir tus habilidades con los vecinos. Por eso es que obligatoriamente Atlas tocaba el piano, sin contar que la música solía relajarlo y ayudarlo a pensar. Casi siempre que se sentía confundido o estresado el tocar una de las sinfonías clásicas solía distraer su cerebro para lograr pensar con mayor claridad.
Su cabeza estaba dando unas miles de vueltas al asunto del baile, mientras continuaba tocando. Hasta que escucho un ruido cercano. Lo primero que hizo fue dejar de tocar sobresaltado, no le gustaba ser descubierto mientras tocaba. Era como su pequeño y sucio secreto, nadie lo sabía, claro con la excepción de Elphinstone ya que eran muy pocas las cosas que no le contaba a su mejor amigo. Se dio la vuelta mirando hacia la puerta rogándole a los cielos que sea su amigo, para continuar con su secreto oculto; pero no el destino simplemente se le cruzaba haciéndole una gran broma pesada. Su boca se abrió levemente de la sorpresa, parecía como si el destino le escupiera en la cara. Acababa de decir dejar a la suerte si invitaba a Gretta Hemsworth al baile o no, y ella aparece de repente frente a él. El destino, dirían algunos, pero Atlas no creía en esas tonterías. El chico odiaba todo lo que tenía que ver con ello, por eso había dejado adivinación en tercer año. Estúpido destino, aunque no crea en ti pensaba el chico un poco avergonzado. Mantuvo su compostura y se levanto del piano. Por unos momentos tuvo el rostro serio pero al ver la sonrisa de la chica, todo lo que sentía se desvaneció, dejando escapar una risa de derrota y agachando su cabeza mirando el piso. Maldita suerte, eso quería decir que debía invitarla y significaba que los nervios ya estaban rugiendo en la boca de su estomago. La miro, era increíble como siempre parecía tener ese gesto de ‘’yo no fui’’ aunque la hayas visto con tus propios ojos realizar la travesura. Era casi imposible para Atlas enojarse seriamente, mucho menos con Gretta ya que con esa sonría lograbas perdonarla incluso antes de discutir con ella.- ¿me espías Hemsworth?- dijo en tono de broma intentando calmar un poco sus nervios. ¿Por qué diablos se ponía de esta manera? Realmente odiaba estos nervios, odiaba esa cantidad de tonterías que se le cruzaban por la cabeza para intentar hablar coherentemente. Pero bueno siempre podía recurrir a la clásica broma, solía bromear constantemente con Gretta. En parte porque era divertido picar a la rubia, pero otra parte era porque tenía que de alguna forma calmar sus nervios. Como dicen algunos detrás del chiste siempre está la verdad. Aunque claro, a veces no se aplicaba ese dicho, pero la mayoría del tiempo había que admitir era cierto.
- ¡Menos mal que te veo! Pero…¿Qué haces por aquí Pequeña? Evitando problemas o piensas crearlos por aquí- dijo el chico con una sonrisa sincera, de esas que según sus amigas eran irresistibles. No sabía de muchos alumnos que anduvieran por estos pasillos si no había clases, por lo que era seguro que estaba buscando hacer alguna travesura o escapando de una. Es decir, estábamos hablando de Gretta Hemsworth una de las chicas conocida por los problemas que solía ocasionarle a los profesores con su comportamiento travieso. – ¿Puedo pedir no andes comentando a todo el castillo mi pequeño secreto?- pidió el chico casi en un tono de suplica, mientras señalaba con la cabeza el piano que ahora había quedado unos pasos detrás de él. Tenía que pedírselo, no quería que nadie más se entere de ello. Al menos Gretta era una de las chicas en las cuales podía confiar para guardar un secreto.

φ Sala de música y arte φ φ Gretta Hemsworth

Credits to Rapture

_________________
Atlas Avery

Mi pequeña Sakura, Monstruo alejate de los otros!!:
avatar
Atlas J. Avery
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 63
Galeones : 41233
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: when the daylight's fading || Gretta Hemsworth

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.